Algunos youtubers se han encontrado de repente con un aviso indicándoles que se había desactivado la monetización para algunos de sus vídeos, indicando que no cumplían con las directrices de contenido apto para anunciantes. Este hecho ha llamado aún más la atención, porque ha afectado a vídeos subidos a la plataforma hace tiempo, y en algunos casos en canales de millones de seguidores. Un ejemplo lo podemos encontrar en el conocido youtuber Philip DeFranco, con más de cuatro millones y medio de seguidores, que ha subido un vídeo titulado “YouTube está cerrando mi canal, y no estoy seguro de qué hacer”

Tras recibir este aviso, otros creadores han grabado vídeos en sus canales criticando un presunto cambio de las condiciones de servicio de YouTube, y entendiendo que se trata de un caso de censura a los creadores de la plataforma.

En realidad, ni se trata de censura, ni se trata de un cambio en los criterios de YouTube

No hay cambio

Como rápidamente indicaron desde el equipo responsable de YouTube, no ha habido cambios en las políticas de monetización de vídeos, sino en cómo se notifican los casos en que se incumplen las directrices de contenido apto para publicidad.

Como indican en el enlace, los cambios que han realizado son

  1. En el caso de contenido no adecuado para anunciantes, se cambia el icono con el símbol “$” a amarillo, con un mensaje que aparece al pasar el ratón por él que indica claramente el motivo, y permitiendo solicitar una revisión manual en caso de entender que se trata de un falso positivo.
  2. Se manda un correo electrónico cuando se desactiva la monetización en un vídeo por problemas con el contenido. También se advierte de que este aviso puede no ser inmediato, y que un vídeo puede haber sido monetizado durante un tiempo antes de que se desactive dicha opción.
  3. Con un click en el icono que indica problemas con la monetización, se solicita una revisión por medios humanos. Esto da a entender que algunos bloqueos pueden deberse a errores en el sistema automático de detección de contenido no apto. Si la apelación prospera, se reactiva la monetización, y el icono volvería a ser de color verde.

Aunque puedan producirse errores en la aplicación del mecanismo que detecta contenido no apto, no se trata de cambios reales en las condiciones que los creadores habían aceptado. Lo que parecen indicar los comentarios que han realizado los responsables de YouTube es que anteriormente podía aplicarse esta restricción a la monetización de contenido, pero el creador podría no darse cuenta, o no entender el motivo para ello.

Un contenido puede ser apto para YouTube, pero no apto para monetización

En este caso, YouTube no parece que esté bloqueando el acceso a vídeos (como sí sucede en algunos casos de vulneraciones de copyright), sino que simplemente está desactivando la monetización en los mismos.

Las Directrices de contenido adecuado para anunciantes diferencian de manera clara lo que es contenido apto para mantenerse en la plataforma y el que es apto para participar en sus campañas de anunciantes.

El contenido aceptable para YouTube de acuerdo con nuestras políticas no tiene por qué ser apropiado para los anuncios de Google. En las Políticas del Programa de Google encontrarás más información sobre qué vídeos se pueden monetizar. Además, los anunciantes tienen sus propios estándares y requisitos en cuanto al contenido.

¿Qué contenido se entiende como inadecuado para anunciantes?

Escenas de carácter sugerente, incluidos desnudos parciales y humor verde

Violencia, incluidas imágenes de lesiones graves y acontecimientos relacionados con el extremismo violento

Lenguaje inapropiado, incluido el acoso, las obscenidades y el lenguaje vulgar

Incitación a la venta, el consumo o el abuso de drogas y sustancias reguladas

Acontecimientos y asuntos controvertidos y delicados, como conflictos bélicos o políticos, desastres naturales y tragedias (aunque no aparezcan imágenes explícitas)

Aunque en determinados casos puede haber coincidencias, en la sección de políticas de uso del servicio de hospedaje de vídeos de YouTube, podemos encontrar indicaciones de qué contenido no es apto y puede acabar siendo eliminado.

contenidoyoutube

Un vídeo al que se ha restringido su monetización podría continuar siendo accesible siempre y cuando cumpla con el resto de directrices del servicio, con lo cual no debemos analizar el caso desde el punto de vista de la censura, o del control de contenidos porque los usuarios no deben poder acceder a determinados vídeos (dado que continuarán siendo accesibles). Debemos verlo todo desde el punto de vista de si restringir la monetización es adecuado o no.

Dado que el criterio de qué es humor no es uniforme, más cuando se trata de un servicio que alcanza a un conjunto muy heterogéneo de países, es cierto que se producen en ocasiones retiradas de contenidos que quedan amparados por las normas nacionales de otros países. Ahora bien, en el caso concreto en el que nos encontramos, las denuncias públicas que han hecho los creadores se limitan a la monetización de los vídeos que suben.

Está claro que eliminar dichos anuncios afecta a los ingresos que obtienen, pero no parece que nos encontremos ante un caso de censura. Más bien se trata de una forma de actuar, cuestionable o no, que busca hacer más atractiva su plataforma para potenciales anunciantes. También deberíamos recordar que, una vez suspendidos los anuncios en un vídeo, YouTube tampoco obtiene ingresos por el mismo.

La importancia de la revisión humana

La notificación busca facilitar a los creadores el solicitar una revisión manual del contenido. Esto tiene especial importancia cuando observamos dentro de las directrices de YouTube cómo se determina si un vídeo es apto para incluir anuncios

YouTube utiliza tecnología y procesos de aplicación de políticas a la hora de determinar si un vídeo es apto para incluir anuncios. La disponibilidad de un vídeo en el modo restringido no afecta a la obtención de ingresos.

  • Comprobaciones automáticas: hemos preparado nuestros sistemas para que comprueben automáticamente las características de los vídeos (título, metadatos y contenido visual) y decidan si el contenido es apropiado.
  • Marcas de la comunidad: contamos con la ayuda de nuestros usuarios, que marcan vídeos de contenido inapropiado para que los revisemos. Obtén más información sobre la marcación de contenido.
  • Controles para anunciantes: los anunciantes cuentan con muchas herramientas de configuración de campañas para controlar dónde van a aparecer sus anuncios en YouTube. Por ejemplo, pueden segmentar o excluir el anuncio en función de los datos demográficos de la audiencia, sus temas y categoría, y si el contenido es apropiado o no. Si recibimos una reclamación de un anunciante cuyo contenido se ha emitido en tu vídeo, nos reservamos el derecho de inhabilitar la obtención de ingresos si determinamos que no has cumplido nuestras políticas.

Especialmente importante es el primer caso, las comprobaciones automáticas. Esto puede suponer que, solo en base a un título del vídeo que el sistema entienda inapropiado, o a través de un falso positivo de detección de contenido inapropiado dentro del mismo vídeo (a causa de los patrones concretos que utilicen) se bloquee la monetización. Es por ello que resulta importante solicitar la revisión del contenido si existen sospechas de que se ha producido un falso positivo.

No todo es el alcance

La reputación de la marca tiene un valor importante que debe ser tenido en cuenta a la hora de realizar campañas. Un sistema automatizado, que asigne anuncios a un canal con contenido dudoso, podría alterar la percepción que el público tiene de la misma, y no siempre el número de potenciales clientes alcanzado compensa dicho daño. Es por esta razón que las marcas tienen en cuenta, cada vez más,

Un ejemplo lo podemos encontrar en que Nestlé despidió al youtuber JPelirrojo por alegrarse de la muerte del torero Barrio. Con más de 422 mil seguidores en Twitter, y más de un millón de suscriptores en su canal de YouTube, el alcance de una campaña publicitaria a través de sus perfiles resulta claro, pero Nestlé rescindió su contrato para evitar que se asociara la marca con este YouTuber.

Con un volumen tan elevado de vídeos que participan en las campañas de anunciantes de YouTube, está claro que resulta muy complicado controlar de manera efectiva qué tipo de contenidos incluyen, o seleccionar manualmente su totalidad.

También podría darse el caso de anunciantes que opten por permitir su inclusión en determinados vídeos más críticos en su lenguaje y contenido. Habría que analizar el caso para ver si un cambio en este sentido en las herramientas de control para anunciantes es adecuado.

Sígueme

Fatima Zohra Akarkoub

Consultora at Fase Consulting
Experta en Comunicación, Lenguaje, Márketing y Redes Sociales. Licenciada en Filología, traductora e intérprete de árabe y francés.
Fatima Zohra Akarkoub
Sígueme

Latest posts by Fatima Zohra Akarkoub (see all)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.